A continuación un pequeño resumen del proceso de manufactura.  Cabe destacar que diferentes fabricantes utilizan procesos diferentes para realizar sus instrumentos, siendo todos válidos mientras se obtenga el mismo resultado.  El que relato a continuación es de mi preferencia.

MANGO  El mango se fabrica generalmente de maderas con grano muy recto y dimensionalmente muy estables.  La cabeza tiene un corte angulado de alrededor de 15º para asegurar una presión constante sobre sobre la cejilla.  Luego de éste corte, se hace la base de la “bota” y se abren los canales donde se pegarán los lados.

TAPA ARMÓNICA  La tapa armónica es el componente más importante del instrumento, en cuanto al sonido se trata.  La tapa armónica es quien produce el sonido y le brinda al instrumento la mayoría de sus cualidades sonoras.  Primero se debe reducir a un grosor preliminar para hacer la instalación de la roseta.  Luego se rebaja a su grosor final y se termina colocando las barras de tono y de soporte.

TAPA TRASERA  Es un obligatorio apoyo estructural para el instrumento el cual al cerrar la cámara de resonancia, contribuye de manera importante en el sustento de las vibraciones, devolviendo energía a la tapa sonora y a las cuerdas.  Su construcción es similar a la tapa armónica: dos mitades simétricas pegadas por el medio.  Sin embargo, no posee barras de tono ya que su función no es generación de sonido.  Generalmente es más fina que la tapa armónica ya que suele ser de una madera más densa y no tiene la carga impuesta por las cuerdas.

LADOS  Los lados del instrumento prestan el gran servicio de transmisión de vibraciones, mas no son grandes emisores de sonido.  Son doblados usando calor y un poco de vapor, y muchas veces son laminados con una chapilla muy fina.

ENSAMBLAJE  Luego de que los componentes anteriores estén parcialmente completos, se puede comenzar a ensamblar el instrumento.  Primero se unen los lados con el bloque de fondo y éste ensamblaje se une a su vez al mango.  Luego la tapa sonora es instalada y entonada correctamente.  Ahora el instrumento está listo para ser cerrado con la tapa trasera.  Acto seguido se instala la trastiera y los trastes.  Luego de que el instrumento reciba el acabado y pulitura final, se instala el puente sobre la tapa armónica.

ACABADO  El acabado juega un importante papel en la protección del instrumento de la atmósfera y de su propio intérprete.  También afecta el sonido del instrumento dependiendo del tipo de acabado utilizado y el grosor del mismo.  Está de más decir que el acabado es de extrema importancia para la apariencia del instrumento.  Hacer un buen acabado toma tiempo!  Algunas maderas porosas deben ser rellenadas antes de recibir su acabado final.  El proceso del acabado puede variar según el tipo de acabado utilizado y el modo de aplicación del mismo.  Finalmente, el instrumento se lija y se pule para un acabado brillante y parejo.

DETALLES  Luego de instalado el puente, se colocan las cejillas, clavijas y cuerdas para probar el instrumento.  Ahora se debe corroborar que los trastes están alineados (de altura) y que el instrumento entona correctamente.  Cualquier corrección a la entonación se puede hacer en la cejilla del puente.

Parece difícil…pero no es tan fácil!